logoliomontleyenda

Infectología

Infectología. Infecciones por bacterias, virus, parásitos y hongos

La Infectología es una especialidad de la Medicina que se dedica al estudio y tratamiento de las enfermedades producidas por agentes infecciosos como virus, bacterias, parásitos y hongos.

Además, se ocupa de temas relacionados con patologías infecciosas como los síndromes febriles, las enfermedades virales crónicas, las infecciones vinculadas a patologías tropicales, al manejo de brotes epidémicos y la racionalización en el uso de antibióticos.

También entrega apoyo en los cuadros complejos como infecciones graves, relacionadas con cirugía, cáncer u otro tipo de inmunosupresión. Asimismo, incorpora los conceptos de prevención y tratamiento de infecciones en diferentes ambientes como la comunidad, los hospitales y otros centros de atención a pacientes.

 

INFECCIONES VIRALES.

Los virus son entidades hechas de material genético dentro de un recubrimiento de proteína. Los virus causan enfermedades infecciosas comunes como el resfrío común y la gripe, pero también son responsables de infecciones más graves como como el VIH y sida, el ébola y la COVID-19. Los virus son como secuestradores que invaden las células vivas y normales y las usan para multiplicarse y en muchos casos diseminarse. Virus diferentes atacan distintas células de su cuerpo, y potencialmente pueden infectar cualquier órgano o sistema del organismo.

La clasificación de las infecciones virales de acuerdo con el aparato más afectado (p. ej., pulmones, tubo digestivo, piel, hígado, sistema nervioso central, mucosas) puede ser clínicamente: infecciones respiratorias, gastrointestinales, exantemáticas, hepáticas, neurológicas, hemorrágicas, cutáneas o mucosas, multisistémicas y febriles inespecíficas. 

En LIOMONT contamos con opciones terapéuticas para diferentes infecciones virales relacionadas con variedades de Herpes Virus y virus de la Influenza.

INFECCIONES BACTERIANAS.

Las bacterias son seres vivos que contienen sólo una célula. Bajo un microscopio, se ven como esferas, varas o espirales. De la gran variedad de bacterias existentes aproximadamente el 1% causa enfermedades.

Las bacterias infecciosas se reproducen rápidamente dentro del cuerpo y pueden provocar enfermedades. Muchas despiden sustancias químicas llamadas toxinas, que pueden dañar los tejidos. Entre los ejemplos de bacterias que causan infecciones se incluyen el estreptococo, el estafilococo y la E. coli.

El tratamiento habitual es con antibióticos de los que existen una gran diversidad y se clasifican por grupos de acuerdo a su composición química:

Principales grupos de antibióticos:  1.- Aminoglucósidos, 2.- Betalactámicos, 3.- Anfenicoles 4.- Glucopépticos 5.- Lincosamidas, 6.- Macrólidos, 7.- Nitroimidazoles, 8.- Oxazolidinonas, 9.- Quinolonas, 10.- Rifamicinas, 11.- Sulfonamidas, 12.- Tetraciclinas, 13.- Miscelaneos, como trimetroprima, nitrofurantoína y fosfomicina entre otros.

LIOMONT produce diferentes tipos de antibióticos del grupo de las quinolonas, macrólidos, nitroimidazoles entre otros.

INFECCIONES PARASITARIAS.

Las enfermedades parasitarias pueden adquirirse a través de los alimentos o del agua contaminada (como la fascioliasis o la teniasis), por la picadura de un insecto (como la malaria o la enfermedad del sueño) o por contacto sexual (como las tricomonas), y pueden causar desde molestias leves hasta la muerte. Los médicos usan el término “parásitos” para referirse a:

  • Los protozoos (como las amebas), que consisten en una única célula
  • Los helmintos (formas de gusano), que son de mayor tamaño y se componen de muchas células y poseen órganos internos

 

Las infecciones parasitarias se presentan principalmente en las regiones tropicales y subtropicales, así como ante la falta de recursos como el agua potable o por falta de higiene, y la transmisión fecal-oral es la vía más importante conocida hasta ahora en las zonas semi-rurales y en las ciudades.

El tratamiento utilizado contra estos parásitos son metronidazol, albendazol, mebendazol, nitazoxanida, tinidazol y secnidazol.

La eficacia que han demostrado estos fármacos depende del parásito intestinal que se requiere eliminar y de la dosis utilizada. Estudios experimentales realizados en México reportan que oscila entre 80 y 95%. LIOMONT produce medicamentos para tratar y curar infecciones parasitarias diferentes como la amebiasis y las helmintiasis.

 

INFECCIONES MICÓTICAS.

La micosis es una infección producida por hongos microscópicos. Estas infecciones pueden ser localizadas en un órgano por ejemplo la piel, o sistémicas cuando afectan a tejidos internos del organismo, como los pulmones.

Las micosis más comunes y menos graves son las micosis superficiales, que se localizan en el pelo, las uñas, la piel o las mucosas. Su transmisión es por contacto con personas o animales infectados, o con objetos utilizados por ellos. La mayoría de estas micosis producen comezón muy intensa, pero algunas pasan desapercibidas y sólo se detectan por pequeñas manchas en la piel.

El medio más propicio para la proliferación de los hongos es un medio cálido y húmedo, por lo que presentan una mayor incidencia en verano.

Compartimos algunas generalidades de las micosis más frecuentes en el humano:

  • Las tiñas son micosis superficiales, causadas por hongos llamados dermatofitos, que afectan diferentes partes del cuerpo y pueden provocar alteraciones de la piel y sus anexos como el cabello donde puede provocar áreas de calvicie.
  • Tinea pediso pie de atleta produce enrojecimiento, vesículas y grietas en las zonas entre los dedos de los pies, pudiendo extenderse por toda la superficie plantar.
  • Las micosis en las uñas llamadas onicomicosis, ya sea en las manos o en los pies, pueden causar pérdida de la cutícula y destrucción de la uña.
  • También son muy comunes las candidiasis causadas por levaduras: la candidiasis vulvovaginal, provoca un aumento de la secreción y comezón o prurito intenso que se agrava en la micción o el coito. La candidiasis bucal, denominada muguet o algodoncillo, que presenta unas placas blancas que se desprenden fácilmente al rascar. La candidiasis cutánea, que se presenta en pliegues de la piel como la zona axilar o la inguinal, debajo de las mamas o entre los glúteos.
  • Otra peculiaridad de las micosis es que aparecen con mayor facilidad después de tratamientos prolongados con antibiótico o con esteroides, estos últimos usados en enfermedades inflamatorias crónicas, por lo que estos pacientes siempre estarán en riesgo de este tipo de infecciones.
  • Otros grupos con mayor riesgo de contraer micosis son las personas con diabetes, las que padecen obesidad combinado con falta de higiene.

Las micosis superficiales se tratan mediante la aplicación local de cremas y lociones fungicidas, pero cuando la infección es extensa o resistente, debe acompañarse con tratamiento con antifúngicos por vía oral.

Es necesario iniciar un tratamiento antifúngico o antimicótico desde el inicio de la enfermedad para evitar su propagación a mayor cantidad de lugares. En LIOMONT se cuenta con alternativas de tratamiento con diferentes vías de administración para el control de las infecciones superficiales más frecuentes.

 

Productos

Listado Prescripción

Liomont le brinda la oportunidad de prescribir una amplia gama de medicamentos eficaces y seguros, certificados con los más altos estándares de calidad (ISO 9001) que son respaldados por nuestros 80 años de experiencia.

Listado de Venta Libre

Nuestro compromiso ha sido siempre cuidar la salud y aliviar el dolor. Nos llena de satisfacción poder ofrecer a usted y a su familia una amplia variedad de productos para combatir desde el sobrepeso hasta la gripa.