logoliomontleyenda

Urología

ENFERMEDADES UROLÓGICAS.

Entre los padecimientos urológicos clínica y epidemiológicamente más importantes están: la hiperplasia prostática obstructiva benigna (HPOB), la disfunción eréctil (DE) y la incontinencia urinaria (IU).

De acuerdo a la carga demográfica de las enfermedades urológicas en América, la hiperplasia prostática tuvo un incremento de incidencia de 10,116 por 100,000 en 1994 a 14,473 por 100,000 en 2000 a nivel consulta ambulatoria. Sin embargo, la consulta al servicio de urgencias u hospitalización disminuyó de 330 por 100,000 en 1994 a 218 por 100,000 in 2000. Este cambio en el panorama epidemiológico esta principalmente determinado por dos tipos de tratamiento surgidos a fines de los años 90´s del siglo pasado.

 

Los inhibidores de la alfa-5 reductasa y los alfa-inhibidores ocuparon más del 31% de las prescripciones médicas en ese mismo periodo de tiempo, lo que muestra como una nueva intervención terapéutica puede modificar el comportamiento epidemiológico de una enfermedad en términos del requerimiento de atención de los pacientes. Es decir, de la necesidad de un servicio de urgencias, pasan a ser tratados solo en consulta externa.

Los dos tratamientos más fuertemente involucrados son la finasterida y la tamsulosina. Del primero se contabilizaron cerca del 8% de todas las prescripciones urológicas y de la segunda más de 23%.

 

El uso generalizado de estos agentes farmacológicos está respaldado por una amplia literatura clínica y médica acerca de los padecimientos próstaticos, el estudio de síntomas urinarios bajos y la evolución de la enfermedad, donde se demostró que la terapia de combinación (bloqueador α y el inhibidor de 5-alfa reductasa) fue casi dos veces más eficaz que la monoterapia para disminuir el riesgo de progresión o empeoramiento de la sintomatología (66% de reducción del riesgo para la combinación, 39% para doxazosina y 34% para finasterida). Si bien la frecuencia de la enfermedad aumenta de forma correspondiente al incremento de la longevidad de la población masculina, la forma de ser tratadas estas alteraciones se ha convertido al menos en favorable, al pasar de servicios hospitalarios o de urgencia a ser tratadas en solamente en casa, además de la disminución del requerimiento de cirugía en algunos grupos de pacientes.

Ejemplo de ello es que las intervenciones quirúrgicas de próstata de mínima invasión se incremento de 264 a 357 por 100,000 habitantes entre los años 1998 y 2000 y la dramática caída de la resección prostática transuretral como tratamiento convencional.

Hiperplasia prostática obstructiva benigna (HPOB)

En hombres con Sintomatología de vías urinarias bajas (SVUB) de moderados a graves y agrandamiento de la próstata (HPOB), el tratamiento con terapia combinada proporcionó un grado significativamente mayor de mejora de los síntomas y mejora en el estado de salud relacionado con la HPBO en comparación con la de cualquiera de las dos monoterapias solas. La terapia combinada con tamsulosina y dutasterida, resultó en una mayor mejoría de la SVUB, que las monoterapias, en todas las evaluaciones desde el tercer mes de tratamiento frente a dutasterida o tamsulosina sola. De hecho, más del 50% de las prescripciones de dutasterida por médicos de primer contacto o por urólogos van acompañadas de tamsulosina y algún otro inhibidor alfa, por su superioridad en respuesta clínica.

Disfunción Eréctil (DE).

La disfunción eréctil es una de las disfunciones sexuales más comunes, y se estima que entre el 5% y el 20% de los hombres se ven afectados por DE moderada a grave en todo el mundo. La prevalencia de disfunción eréctil es aproximadamente del 15% en el sur India, 15 a 49% en China, 56% en Irán y 58% en el sudoeste de Nigeria. La prevalencia global estimada ha ido en aumento, y aproximadamente 322 millones los hombres de todo el mundo podrían verse afectados por la disfunción eréctil para el año 2025. Aunque la disfunción eréctil es un trastorno benigno, puede afectar la salud psicosocial y puede tener un impacto significativo sobre la calidad de vida de los pacientes y sus parejas.

 

Tener problemas de erección de vez en cuando no es necesariamente un motivo para preocuparse. Sin embargo, si la disfunción eréctil es un problema continuo, puede provocar estrés, afectar la confianza y autoestima de las personas y contribuir a causar problemas en las relaciones de pareja. Los problemas para conseguir o mantener una erección también pueden ser un signo de una afección de salud preexistente que necesita tratamiento y un factor de riesgo de enfermedad cardíaca (MayoClinic.org)

 

El tratamiento farmacológico más comúnmente empleado por los médicos son el sildenafil o el tadalafil, dos inhibidores de la 5-fosfodiesterasa que logran mejoría clínica en el corto plazo con dosis de 25 a 100 mg para el primero y de 5 a 20 mg diarios para el segundo. En diversos estudios comparativos se ha demostrado que la eficacia y tolerabilidad del tadalafil es superior a sildenafil sin embargo, los dos tratamientos se mantienen vigentes como opciones terapéuticas.

Incontinencia urinaria (IU).

Estudios epidemiológicos recientes han informado que la prevalencia (por encuesta) oscila entre el 12% para cualquier IU en los últimos 12 meses en mujeres jóvenes y el 46% de las mujeres de entre 50 y 60 años que informan incontinencia de esfuerzo o de urgencia en el último mes.

Aunque ocurre con más frecuencia a medida que las personas envejecen, la IU no es una consecuencia inevitable del envejecimiento. Si la IU afecta tus actividades diarias, no dudes en consultar al médico. Para la mayoría de las personas, los cambios simples en el estilo de vida y la dieta o la atención médica pueden tratar los síntomas. La intensidad de la IU abarca desde perder orina ocasionalmente con la tos o estornudos hasta tener una necesidad de orinar tan repentina y fuerte que no se llega al sanitario.  Los tipos de IU comprenden: Incontinencia de esfuerzo, por urgencia urinaria, por rebosamiento y, la Incontinencia funcional.

La solifenacina es uno de los tratamientos de elección para la incontinencia por urgencia urinaria, vejiga hiperactiva y alteraciones similares, con adecuadas tasas de respuesta clínica.

Productos

Listado Prescripción

Liomont le brinda la oportunidad de prescribir una amplia gama de medicamentos eficaces y seguros, certificados con los más altos estándares de calidad (ISO 9001) que son respaldados por nuestros 80 años de experiencia.

Listado de Venta Libre

Nuestro compromiso ha sido siempre cuidar la salud y aliviar el dolor. Nos llena de satisfacción poder ofrecer a usted y a su familia una amplia variedad de productos para combatir desde el sobrepeso hasta la gripa.