Skip links

IMSS detecta 957 muertes no registradas

Fuente: El Heraldo de México

El IMSS detectó 957 muertes por COVID-19 que no habían sido registradas debido a que no se había digitalizado el certificado de defunción.

En conferencia, Víctor Hugo Borja, director de prestaciones médicas, mencionó que estos decesos se están agregando al acumulado de defunciones que tiene el gobierno federal, cifra que este miércoles alcanzó 19 mil 080 muertes confirmadas.

“Estas defunciones no estaban registradas debido a que no estaba digitalizado el certificado de defunción”, mencionó Borja Aburto y señaló que en ninguna parte del mundo el registro de muertes ocurre en tiempo real.

Las muertes adicionales se ubicaron al hacer una comparación entre el sistema automatizado de información del IMSS con el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de la Enfermedad Respiratoria Viral, que es sectorial (SISVER).

Dicha acción forma parte de un proceso de actualización, en el cual participaron epidemiólogos, además de personal que había sido contratado para la segunda semana nacional de salud que estaba programada para junio, pero se canceló por la emergencia sanitaria.

Se trata de fallecimientos que ocurrieron en la última semana, pero también hay otra proporción que sucedió antes del 10 de junio, lo que se considera un rezago.

Detalló que cuando una muerte ocurre sin antecedente de prueba diagnóstica de COVID-19, el caso se debe analizar en un comité de expertos que elabora una dictaminación.

Estos fallecimientos sin prueba llegan a ocurrir en casa, un traslado o también en unidades médicas.

Revisión en CDMX
Respecto a la detección de muertes no observables de COVID-19 en la Ciudad de México, el subsecretario de prevención y promoción de la salud, Hugo López-Gatell, mencionó que el INEGI, el Registro Nacional de Población (Renapo) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) apoyarán en la detección de los fallecimientos.

Para este fin se utilizan fuentes complementarias de información como los certificados y las actas de defunción.

Recordó que hay un trabajo conjunto con el gobierno de la Ciudad de México para estandarizar un método con el fin de registrar los fallecimientos que no se registran de primera instancia, debido a que no se contaba con la prueba diagnóstica de COVID-19 o que no ocurrieron en un hospital.

“Existe una metodología para la investigación de la carga no observable de mortalidad, que se usa desde hace mucho tiempo y que es de la Organizaicón Mundial de la Salud, que usamos en 2009 y la vamos a utilizar”, añadió López-Gatell.

Return to top of page
NOTICIAS COVID-19