Skip links

Municipios “De la Esperanza” no quieren regresar

Fuente: El Universal

Los 12 municipios de La Esperanza en Guerrero no reanudarán hoy actividades y continuarán atrincherados para evitar que el Covid-19 entre a sus territorios.

Estos municipios están entre los más marginados y con mayor rezago social de Guerrero y del país. Ahí la pobreza campea, la falta de servicios públicos y de hospitales y médicos los convierte en los más vulnerables durante esta pandemia.

Están ubicados en la montaña y la Costa Chica del estado. Se trata de Cochoapa el Grande, Metlatonoc, Malinaltepec, Iliatenco, Tlacoapa y Zapotitlán Tablas, en La Montaña.

En la costa chica; Xoxhistlahuaca, Tlacochistlahuaca, Ometepec, Juchitlán, Cuajinicuilapa e Igualapa.

Cochoapa el Grande es el segundo municipio más pobre de México. Según el Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi), 82.6% de su población vive en pobreza extrema y 90.53% de sus habitantes no tiene acceso a servicios de salud.

En estos pueblos hace falta casi todo: los caminos son inaccesibles, hay muy pocas escuelas y profesores, además escasean los médicos o centros de salud.

En el municipio de Malinaltepec, en La Montaña, para mitigar la pandemia sólo tienen cubrebocas, guantes y gel antibacterial.

En esta alcaldía hay 20 médicos para atender a 29 mil 599 habitantes; es decir, uno por cada mil 500, promedio muy lejos de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de un médico por cada 333 personas.

“Ante la llegada de la epidemia por Covid-19, la población indígena de La Montaña será de las más vulnerables, no se cuenta con un sistema de salud integral, la preocupación que tenemos como autoridad municipal es qué vamos a hacer si hay un contagio comunitario”, expone el edil de Malinaltepec, Abel Bruno Arriaga.

Este municipio tiene un alto grado de marginación: más de la mitad de los pobladores, 14 mil 809 habitantes, viven en pobreza extrema.

Es una población que no puede cumplir con sus necesidades básicas como la alimentación, educación y servicios médicos, y menos podrá con la pandemia.

El alcalde de Malinaltepec dice que los cubrebocas, guantes y gel antibacterial los tienen que distribuir en 58 comunidades, pero no alcanzan. Sobra decir que no cuentan con algún respirador mecánico.

Este municipio hasta hoy sigue sin contagios del virus. Es uno de los municipios de la esperanza que ha nombrado el gobierno federal, pero ante los precarios servicios públicos y médicos, optaron por el encierro.

Desde hace más de un mes cerraron todos sus accesos, ningún foráneo puede entrar y sus pobladores sólo salen los miércoles y sábados a comprar alimentos. En los accesos instalaron filtros y cuando salen o entran los pobladores los sanitizan para evitar que entre el virus.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, dijo que acordó con los 12 alcaldes no reanudar actividades, porque dos municipios tienen vecindad con Oaxaca, que sí tienen casos de coronavirus.

Si un habitante se contagia de Covid-19, tendría que viajar a Chilpancingo, a ocho horas de camino. Mejor no se arriesgan.

Return to top of page
NOTICIAS COVID-19