Skip links

Se aproxima la semana más trágica en la historia de Estados Unidos, afirma cirujano general del país.

Fuente: BBC Mundo

El principal portavoz del gobierno de Estados Unidos en temas de salud pública lanzó una dura advertencia a los habitantes de su país.


Jerome Adams, cirujano general de EE. UU., dijo en una entrevista televisiva con la cadena Fox News que para muchos estadounidenses los próximos días serían los más difíciles y tristes de sus vidas, debido a la trayectoria de la curva de la covid-19 en todo el país.


«Esta será la semana más difícil y triste de la vida de la mayoría de los estadounidenses, con toda franqueza. Este será nuestro momento Pearl Harbor, nuestro momento del 11 de septiembre, solo que no será localizado [en una ciudad o estado]», dijo Adams.


«Va a suceder en todo el país. Y quiero que Estados Unidos lo entienda».


Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, también predijo que «será una mala semana», en entrevista con CBS News.


En esa misma línea, el presidente Donald Trump dijo en un tuit este domingo que «vienen dos semanas difíciles».


Así mismo, el sábado, Deborah Birx, coordinadora del equipo de trabajo de la Casa Blanca contra el coronavirus, advirtió que las áreas de Detroit (en el estado de Michigan) y los estados de Louisiana y Nueva York sufrirían un aumento de las muertes a causa de la covid-19 en los próximos seis o siete días.


Ahora EE. UU., la primera potencia mundial, se ha convertido en el epicentro de la pandemia de covid-19 con el mayor número de casos confirmados.


La propia Casa Blanca estima que el nuevo virus podría provocar entre 100.000 y 240.000 muertes en el país.


Hasta este domingo 5 de abril, 9.562 personas habían muerto en EE.UU. a causa de la covid-19 y 335.524 habían contraído la enfermedad. Más de un tercio de las personas contagiadas -122.916- estaban en Nueva York.
Sin embargo, el número de infecciones y muertes en este estado, el epicentro del brote en EE. UU., disminuyeron por primera vez este domingo, dijeron las autoridades.


El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, reportó 594 nuevas muertes este domingo, que hacen un total de 4,159 muertes en el estado. El sábado se habían reportado 630 muertes.


Los pacientes que requieren hospitalización también cayeron por primera vez en una semana, dijo.


Pero Cuomo advirtió que es demasiado pronto para entender el significado de estos datos.


Luego del panorama oscuro que proyectó, Adams también dijo que «el público, junto con los estados y el gobierno federal tienen el poder de cambiar esta trayectoria de la epidemia».

«Italia y España, que pasaron momentos muy duros y todavía los están pasando, pero parecen haber alcanzado el punto máximo y están bajando», señaló.

«Entonces quiero que los estadounidenses entiendan que, así como esta semana va a ser dura, hay una luz al final del túnel, si todo el mundo hace su parte en los próximos 30 días […]. Washington, donde empezó, está haciendo un mejor trabajo. La trayectoria en California se ha nivelado. Así que hay esperanza, pero todos tenemos que hacer nuestra parte», añadió Adams.


La mayoría de los estados de EE. UU. ha emitido órdenes para que sus habitantes se queden en casa y salgan solo para fines esenciales.


El cirujano general dijo que los gobernadores que todavía no habían emitido órdenes de quedarse en casa por 30 días deberían considerar al menos una orden de una semana.


El ataque de Japón a la base estadounidense de Pearl Harbor, en Hawái, el 7 de diciembre de 1941, dejó más de 2.400 estadounidenses muertos y marcó la entrada de EE. UU. a la Segunda Guerra Mundial.


En el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, al que EE. UU. considera el «mayor ataque terrorista» de su historia, murieron casi 3.000 personas.


El brote de coronavirus en EE. UU. ya ha causado más muertes que la suma de esos dos sucesos.

Return to top of page
NOTICIAS COVID-19